Potenciación Muscular Selectiva


Tratamiento exclusivo de nuestro centro. Consiste en la rehabilitación y fortalecimiento de las estructuras responsables de la estabilidad de la columna, los músculos extensores paravertebrales.

Se trata de una terapia activa que tiene como meta el fortalecimiento del músculo afectado, la consiguiente recuperación de la funcionalidad del mismo y la estabilidad del aparato locomotor.

PMS no es sólo tratamiento si no también prevención.

Origen


En 1988, un equipo de investigadores de la Universidad de Florida consiguió medir de forma aislada la capa mas profunda de los músculos de la columna. Los resultados fueron sorprendentes: Los pacientes que sufrían dolor presentaban una musculatura más débil que las personas sanas.

Investigaciones posteriores establecieron que existe una correlación directa entre la debilidad de los extensores lumbares (músculos profundos de la espalda) y el aspecto clínico: Cuanto más fuertes eran los extensores lumbares, menos dolor de espalda. Estas averiguaciones fueron el origen de la musculación terapéutica

Fundamentos del tratamiento


Cuando existe un síndrome de inestabilidad vertebral se producen microdesplazamientos entre las vertebras durante el movimiento de la espalda o el cuello. Dichos microdesplazamientos irritan los discos y las raices de los nervios que salen de la columna provocando dolor en la propia columna los síntomas como la ciática en las piernas o el mareo, dolor y adormecimiento de las manos.

El objetivo del tratamiento es fortalecer los músculos paravertebrales en aquellas zonas donde se haya perdido la estabilidad de la columna hasta crear alrededor de la zona un corsé muscular que vuelva a sujetar las vertebras eliminando así los síntomas.

Metodología


El ejercicio activo de la PMS evita el reposo que generalmente se realiza en casos de dolor. La única consecuencia del reposo es que los músculos se atrofien aún más agravando así el problema.

Cuando potenciamos de forma selectiva, eliminamos mediante fijaciones y cinturones el efecto que tiene el trabajo realizado por otros músculos que no queremos que intervengan, fortaleciendo exclusiva y selectivamente el músculo debilitado o atrofiado.

Una vez aislado el músculo, se inicia el ejercicio físico contra resistencia, es decir, comienza la potenciación muscular selectiva.

Conseguir esto sólo es posible actualmente con los equipos Medx que, gracias a sus eficaces fijaciones, permiten focalizar el tratamiento en aquellos segmentos que se necesitan. Mediante el software de los equipos se puede establecer un diagnóstico del estado del paciente y elaborar un protocolo adecuado a la situación clínica de cada individuo. Dicho protocolo desarrollado por los investigadores de Medx se emplea en centenares de clínicas de EEUU y Europa.

Resultados probados científicamente


Los resultados obtenidos con la PMS son notablemente más eficaces y eficientes que los obtenidos con ejercicios tradicionales como la natación o tablas de rehabilitación.

Eficaces porque se logra un incremento significativo de la fuerza de la musculatura.

Eficientes porque los resultados se sienten y se observan en un plazo reducido de tiempo. Está científicamente probado que en el 80% de los casos, el dolor de espalda está causado por una atrofia de la musculatura.

85 % de los pacientes experimentan una importante mejoría o incluso la desaparición total del dolor con la PMS.