Instituto de columna banner

Inducción miofascial en Alicante

Inducción miofascial

Terapia de inducción miofascial

Ofrecemos terapia de inducción miofascial en nuestro Instituto de Columna. Visítenos y le asesoraremos sobre nuestros tratamientos.

 

La función del sistema fascial, del tejido conectivo, es la de sostener todos los componentes del cuerpo humano. Los músculos, huesos y vísceras no se tocan nunca en nuestro cuerpo, lo hacen a través de las fascias. Gracias a ello, el movimiento que se inicia en un brazo, por ejemplo, mediante las diferentes tensiones del sistema fascial se transmite por todo el cuerpo hasta provocar los pequeños movimientos que permiten adaptar la postura al movimiento principal.

 

El tratamiento terapéutico

Basándose en esto, el profesor Pilat ha desarrollado las técnicas de inducción miofascial. Estas técnicas consisten en presiones suaves y mantenidas durante un tiempo moderado por parte del terapeuta, que van a provocar movimientos en las fascias del cuerpo del paciente para equilibrar las tensiones presentes. Estas tensiones son producidas por traumatismos repetitivos, malas posturas mantenidas, etc. que originan adherencias del tejido conectivo. Estos puntos adheridos, pegados, dificultan el movimiento natural de las fascias provocando tensiones excesivas, disfunción y dolor.

Como ejemplo de lo anteriormente explicado pongamos el caso de un paciente que lleva un mes con una dolorosa epicondilitis (codo de tenista) en su brazo derecho después de pintar su casa durante el fin de semana. Tras haber intentado terapia localizada en el codo, éste mejoró levemente pero persiste la molestia. Un examen detallado de sus tensiones fasciales muestra adherencias desde su codo a su hombro y desde ahí por su espalda hasta la cadera contraria, donde tiene una prótesis desde hace unos años. En realidad, el origen del problema está en su cadera, así que tras equilibrar las tensiones y despegar las fascias, el dolor del codo desaparece.

Este caso muestra perfectamente la filosofía de la terapia de inducción miofascial. Hay que estudiar, entender y tratar el cuerpo humano como un todo interdependiente, no como partes aisladas. Así tratamos globalmente al individuo obteniendo buenos resultados donde terapias más localizadas fracasaron.

La poca agresividad del tratamiento y sus escasas contraindicaciones permiten tratar numerosísimos problemas mediante estas técnicas, incluso en situaciones donde la fisioterapia convencional no estaría indicada por la agudeza del dolor.

En el Instituto de Columna, en nuestro afán de realizar un tratamiento integral de los problemas de cervicales y lumbares, y siguiendo la formación del propio profesor Pilat, aplicamos esta moderna terapia a diario sobre: lumbalgias, ciáticas, cervicalgias, hernias y protusiones discales, tortícolis espasmódicas, cefaleas tensionales, tendinitis, contracturas, cicatrices fibrosas,… consiguiendo óptimos resultados.