Instituto de columna banner

Drenaje linfático en Alicante

Drenaje linfático

Drenaje linfático

En nuestro Instituto de Columna podrá encontrar tratamientos de Drenaje Linfático Manual (DLM). Conózcanos.

El Drenaje Linfático Manual se gestó y nació a principios de los años treinta con el matrimonio danés Emil y Estrid Vodder. Curiosamente observaron que la mayoría de pacientes que padecían una enfermedad crónica de las vías respiratorias altas presentaban unas estructuras nodulares endurecidas e inflamadas a nivel del cuello, los ganglios linfáticos. Para solucionarlo crearon una técnica que, trabajando directamente sobre ellos y sobre los vasos que los unían, estimulaban el Sistema Linfático, ya conocido pero nunca tratado hasta ese momento. A esta técnica la denominaron Drenaje Linfático Manual (DLM).

Alumnos directos de Vodder se encargaron de investigar y describir más a fondo el Sistema Linfático y poder así mejorar y ampliar este tratamiento específico a partir de la base original.

El Sistema Linfático participa en la regulación del equilibrio de líquidos del cuerpo, ayuda al proceso de eliminación de metabolitos, interviene en la repuesta inmunológica y es fuente de purificación y limpieza.

Con el DLM actuamos directamente sobre el tejido laxo y los líquidos que en él se alojan, consiguiendo recuperar su equilibrio.

Características del DLM

El drenaje linfático manual se considera una técnica especifica de masoterapia para estimular el Sistema Linfático, aunque al contemplar una sesión de DLM observamos que no se parece en nada a un masaje corporal por la sutileza de las maniobras.

Las maniobras han de ser a un ritmo pausado, armónico y monótono, aplicando la fuerza justa y en la dirección adecuada para cada zona y para cada caso. No hay que friccionar, ni resbalar sobre la piel por lo que no se debe utilizar ningún tipo de lubricante. En ningún caso debe producir dolor.

Las sesiones tienen una duración de media hora como mínimo y hora y media como máximo, en función de la zona a tratar y del grado de afectación.

El número de sesiones por semana será de dos como mínimo, según patología ya que alguna requiere un tratamiento diario.

En edemas de tipo crónico el tratamiento de DLM se hace por tandas, dejando unas semanas o meses de pausa.

Principales efectos del DLM

  • Drenante y antiedematizante. Mejora la circulación de retorno.
  • Neural o sedante, inhibiendo el dolor al aumentar su umbral.
  • Relajante muscular.

Visítenos. Le esperamos.